¿Necesita un Gastroenterólogo Pediatra en Bogotá? Descubra por qué Debe Elegir al Dr. Álvaro Mariño

Agosto 17, 2017

El cuerpo humano habita en un entorno plagado de agentes patógenos que amenazan constantemente su bienestar, su estabilidad y su óptimo funcionamiento. Vivimos en un planeta repleto de riesgos para nuestra salud, muchos de ellos adquiridos del ambiente y algunos otros que ya traemos escritos en nuestros genes y solo pueden ser detectados, diagnosticados y atendidos con el apoyo de un especialista. Desde el momento en que nacemos y a medida que vamos creciendo, nuestro cuerpo se ve sometido a constantes cambios que nos ayudan a adaptarnos a ese ambiente en el que nos desenvolvemos. Es decir, cuando una persona se encuentra en la etapa de la infancia posee un cuerpo que será y funcionará muy diferente cuando llegue a la etapa adulta, y eso significa que, en ambos momentos de la vida, ha de ser un especialista diferente el que se encargue de atender sus afecciones. El campo de la gastroenterología no escapa a este hecho, y para cualquier persona es muy importante contar con un gastroenterólogo de confianza que sea capaz de brindarle la asistencia necesaria ante cualquier problema, especialmente si se trata de infantes que viven en la ciudad capital, en cuyo caso es pertinente la ayuda de un gastroenterólogo pediatra en Bogotá.

Gastroenterólogo Pediatra en BogotáEs por ello por lo que el Dr. Álvaro Mariño es el profesional más indicado para atender las patologías del sistema digestivo que afecten la salud de su hijo. La experiencia de este especialista abarca más de 30 años, a lo largo de los cuales se ha convertido en una de las principales referencias en el área de gastroenterología pediátrica a nivel nacional. Su formación en la medicina se inició en la Universidad del Rosario (Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario) en el periodo académico comprendido entre enero de 1973 y diciembre de 1977. Fue en esta misma universidad donde obtuvo su especialización en pediatría en 1983. Más tarde, se enfocaría en el estudio de las enfermedades gastrointestinales en los infantes y obtendría su especialización en gastroenterología pediátrica en el Instituto Nacional de Pediatría en México D.F. en 1989. Desde entonces, ha labrado una exitosa trayectoria de éxitos y se ha unido a varias sociedades del gremio médico, tanto dentro como fuera de Colombia, siendo reconocido como uno de los profesionales más destacados dentro de su área.

La trayectoria profesional del Dr. Álvaro Mariño le ha hecho merecedor de una excelente reputación entre la comunidad de médicos bogotanos y también entre el público en general, construida gracias a su trabajo en diversos hospitales y centros de salud como la Clínica Infantil Colsubsidio, la Clínica Fray Bartolomé de las Casas y el Instituto de Seguro Social de Bogotá. El especialista fue también neonatólogo en la Clínica San Pedro Claver, y gastroenterólogo pediátrico en la Clínica del Niño Jorge Bejarano y la Clínica Infantil Colsubsidio. Todas estas funciones hablan muy bien sobre su experiencia, pero usted debería mirar más allá e identificar las mayores razones por las cuales usted debería elegirlo a la hora en que necesite acudir a un especialista para que su niño reciba la atención más apropiada.

En primer lugar, no existen muchos profesionales de la salud con un grado de especialización tan específico ni con una labor de tantos años en su área médica. Cuando su niño presente cualquier problema de salud, usted acudirá a un médico pediatra, porque este es el especialista más indicado para atender a un organismo que todavía se encuentra en la etapa de la infancia. No obstante, si el problema que presenta su hijo es específicamente en el sistema digestivo, usted debería acudir directamente al gastroenterólogo pediátrico a fin de someter el inconveniente a la pericia de un profesional que ha dedicado todo su tiempo y su trabajo al estudio de este tipo de patologías en niños, ya que ningún otro especialista podrá atenderlo de mejor manera. Esto, además, le ayudará a ahorrar tiempo, dinero y esfuerzos en el diagnóstico de una enfermedad y le permitirá el inicio a tiempo del tratamiento o procedimiento más adecuado para resolver determinada afección que el niño pueda estar presentando.

Otro factor de suma importancia que usted debe tener presente es que un pediatra es un especialista que está altamente capacitado para tratar a niños pequeños, sobre todo cuando se trata de casos en los que se requiere hacer una evaluación profunda y detenida. Un niño, por lo general, no expresará su malestar o dolencia de la misma manera en que lo hacen los adultos. Con frecuencia, tampoco saben responder con exactitud cualquier pregunta que el médico pueda hacerles y pueden llegar a ponerse muy inquietos durante una evaluación en la que deban permanecer tranquilos. Un gastroenterólogo pediátrico cuenta con las herramientas psicológicas necesarias para ayudar al niño a sentirse relajado y estimularlo a que colabore durante la evaluación. El especialista nunca pasará por alto el hecho de que su paciente es un niño; es decir, una persona que está en pleno proceso de crecimiento, maduración, desarrollo físico y emocional y que se está desenvolviendo en asuntos sociales propios de su edad. Por ello, es común encontrar los consultorios de los gastroenterólogos pediátricos con diseños y decoraciones agradables para los infantes.

Problemas como sangrado proveniente del tracto gastrointestinal, intolerancia a la lactosa, alergias o intolerancia a ciertos alimentos, complicaciones relacionadas con el reflujo gastroesofágico, inflamaciones intestinales, dolores abdominales, vómitos, estreñimiento o diarrea crónica, e incluso problemas del hígado o el páncreas, entre muchos otros, pueden ser atendidos tras una respectiva evaluación. El instrumental especial que utilizan los especialistas en gastroenterología pediátrica como el Dr. Álvaro Mariño es de un tipo muy particular ya que está especialmente diseñado para la examinación en los niños, tales como el endoscopio, el cual se usa para examinar el interior del aparato digestivo u obtener muestras de tejido (biopsias), realizar una esofagogastroduodenoscopía o una colonoscopía.

Si usted necesita que su niño reciba la atención médica de un gastroenterólogo pediátrico con la experiencia y excelente formación del Dr. Álvaro Mariño para atender cualquier problema de salud relacionado con el aparato digestivo, haga clic aquí y solicite su consulta; él lo orientará acerca de todos los pormenores que debe conocer respecto al caso de su niño en particular, y le indicará el tratamiento que necesita. Comuníquese a nuestro número +57 1 2960597 o visite nuestra sección de contacto para enviarnos un mensaje, el cual estaremos respondiendo a la mayor brevedad posible.