Leches Vegetales

Septiembre 08, 2020

107
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
SE HA VUELTO UNA MODA EL USO DE LAS "LECHES VEGETALES" EN LAS POBLACIONES URBANAS DE ESTRATOS SOCIOECONÓMICOS MEDIOS Y ALTO. Cada vez se ve con más frecuencia que en las góndolas de los supermercados se llenan de diferentes marcas de estos productos, que además de tener un costo significativamente más elevado que la leche de vaca, se promocionan como más sanas y libres de contaminantes, lo cual no es cierto. Haciendo una revisión de lo que aparece en internet, se recomienda para niños mayores de un año, pero he tenido casos en mi consultorio donde algunos padres con costumbres veganas lo están ofreciendo a sus bebés a partir de los 6 meses. Esto representa un riesgo grave para la salud de estos pacientes por lo que varias sociedades científicas en diferentes países han hecho consensos de expertos y publicaciones sobre el tema, para orientar tanto al personal médico como a los padres en general.

Las bebidas de origen vegetal (no LECHES VEGETALES), no se recomiendan como alimento sustituto de la leche de vaca para menores de 5 años. Nunca antes de los 2 años se debe usar como complemento, y, en estos casos sabiendo las limitaciones y los riesgos de su uso. Hasta la actualidad solo la soya y el arroz enriquecido industrialmente han demostrado ser suficientes como sustitutos para el bebe en crecimiento. La fórmula de arroz se indica para el recién nacido alérgico a la proteína de la leche de vaca, o en casos de padres veganos y renuentes a la PLV. Mientras que las fórmulas de soya no están indicadas formalmente para menores de 6 meses.

La bebidas vegetales se obtienen de cereales (avena, arroz, kamut, espeleta), de legumbres (soya, maní), frutos secos (almendra, marañón, avellana, macadamia, castaña, nuez de Brasil), semillas (quinua, amaranto, linaza, girasol, ajonjolí), y alverja, coco y plátano. Ninguna es suficientemente nutritiva para garantizar el crecimiento y desarrollo normal de un niño. Para este grupo de edad también se descartan otros productos, tales como las bebidas con cafeína (energizantes), bebidas azucaradas (te, sodas o bebidas gaseosas, leches saborizadas y zumos de frutas.

Las bebidas vegetales son suspensiones de material vegetal disuelto y desintegrado en agua, que tienen un aspecto similar a la leche de origen animal pero no se parecen en nada en su composición. Y su valor nutricional deja mucho que desear. La presentación en cajas similares a la de la leche animal y el precio alto, además que agregan conservantes, saborizantes, azúcar, vitaminas ayuda a confundir al comprador. Todas son bajas en proteínas, grasas, calorías y hierro.

Por el contrario el contenido de calcio y su biodisponibilidad es muy bajo. Todo niño menor de dos años que la ingiera como sustituto de la leche de vaca con el tiempo presentara desnutrición proteico calórica y deprivacion de vitaminas y minerales, por lo tanto se consideran que no pueden sustituir las leches de origen animal durante el periodo de la lactancia. En la actualidad la leche de almendras está sustituyendo a la de soya, por el sabor y el contenido de anti nutrientes.

La recomendación actual es que los niños tomen leche materna exclusiva hasta el 6° mes de vida, y de ser posible la acompañen de una dieta complementaria a partir de los 6 meses. La lactancia materna ideal esta entre 12 y 24 meses, pero la tendencia actual es prolongarla más si la madre lo consiente y el niño come y crece bien. A partir de los 6 meses se debe dar pequeñas porciones de agua para poder solubilizar la evacuación urinaria de desechos nitrogenados (proteínas).

La presencia de alergia la proteína o de intolerancia a la lactosa, así como, nuevas creencias en salud, muchas veces sin fundamento científico, tanto como creencias de tipo religioso, filosófico o cultural y las preocupaciones ecológicas relacionadas con el impacto ambiental han potencializado la comercialización de estos productos vegetales.

He encontrado investigando en las redes que con facilidad se promueve el consumo de leches vegetales en la infancia y que al explicar las propiedades nutricionales de estos productos individualizando o mezclando productos vegetales, poco se comenta los riesgos de su consumo ya sea en presentación artesanal o industrial. En conclusión, las bebidas vegetales conocidas como leches vegetales no son recomendadas como sustitutos de la leche de vaca en la infancia. Se pueden tomar en pequeñas cantidades sin pretender sustituir la leche a partir de los 2 años. Si existe una contraindicación formal para la leche como alergia a la proteína se pueden utilizar fórmulas extensamente hidrolizadas o aún aminoácidos libres dependiendo del caso. Las fórmulas fortificadas industrialmente de arroz han surgido como una alternativa, pero faltan aún estudios para recomendarlas ampliamente. Las fórmulas fortificadas de soya no se recomiendan para menores de 6 meses.
El enlace ha sido copiado al portapapeles.
107
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Álvaro Eduardo Mariño Forero - Doctoralia.co