El Reflujo Gastroesofágico (RGE)

Febrero 14, 2018

216
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Todos los bebes regurgitan con diferente intensidad y a veces se acompañan estos episodios con vomito. Es muy frecuente motivo de consulta en los primeros meses de vida. La principal preocupación de los padres es que durante el episodio de regurgitación o de vomito el bebé se asfixie. Es importante conocer algunos de los conceptos prácticos en torno a esta situación que con mucha frecuencia puede ser normal y no conlleva riesgo para la salud y la vida del lactante.

Entonces, ¿Cómo se hace para saber si esta situación es normal, o si es parte de un problema mayor?

En primer lugar se considera que existe reflujo gastroesofágico (RGE), cuando el contenido del estómago con o sin alimentos se devuelve al esófago y puede salir por boca y/o nariz. Es importante saber que si el bebe devuelve este contenido y su frecuencia en intensidad no alcanzan a producir síntomas que alteren la calidad de vida, la salud y el crecimiento se considera un reflujo fisiológico. Se le debe prestar la atención suficiente sin exagerar en estudios, y tratamientos farmacológicos que muchas veces aumentan la ansiedad y los temores por parte de la familia, sin lograr mejorar los síntomas. Cuando existe enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), el niño vomita con frecuencia e intensidad suficientes para producir trastornos patológicos inflamatorios en la mucosa esofágica producidos por el ácido gástrico que alcanza los niveles de acidez del adulto luego de las 72 horas de vida.

La mayoría de los lactantes con RGE se ven sanos y contentos a pesar que los síntomas alcancen un máximo hacia los 4 meses de vida, y empiezan a mejorar progresivamente a partir de los 6 meses cuando el bebe inicia la sedestación. Los padres deben saber que la alimentación al pecho exclusivo evita el RGE debido a que la leche materna se digiere mejor y se evacua más rápido del estómago. En todo caso nunca se debe sobre alimentar. Es mejor fraccionar la alimentación. Se debe ofrecer la alimentación con el bebe semisentado y nunca acostado. Se puede hacer una pausa para eliminar los gases. Además es conveniente mantenerlo erguido por 20 minutos y acostarlo luego en la cuna con un ángulo de 30 grados para que la gravedad ayude al barrido esofágico. No se debe exagerar en la manipulación y cambios de postura para sacar los gases. No utilizar fajas ni ropas muy ceñidas o apretadas. Nunca fumar delante del bebe, además porque esto es causa de síndrome de muerte súbita infantil. Para dormirlo acuesta al bebe sobre su espalda, o sea, boca arriba aunque tengan RGE.

¿Cuándo deben consultar los padres?
  • Cuando el bebe no aumenta el peso esperado
  • Cuando salen líquidos verdes o amarillos
  • Cuando sale sangre roja o digerida como cuncho de café
  • Cuando hay rechazo a la alimentación
  • Cuando se atora con frecuencia o le da tos asociada a la alimentación
  • Cuando existe irritabilidad después de comer
  • Cuando los síntomas comienzan después de los 6 meses

Si usted vive en Colombia y tiene un niño pequeño que necesita atención médica de un gastropediatra en Bogotá para tratar su caso de reflujo gastroesofágico, el Dr. Álvaro Mariño es un especialista con gran experiencia y una excelente formación que le ayudará a mejorar la salud de su bebé. Comuníquese con su equipo médico a través del +57 1 2960597 o deje un mensaje en el formulario de contacto ubicado en esta página. Para conocer las novedades de la gastroenterología pediátrica, puede suscribirse al boletín informativo. ¡Tendrá una respuesta en breve!
El enlace ha sido copiado al portapapeles.
216
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.