Síntomas Digestivos del Coronavirus

Abril 27, 2020

189
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Mientras los servicios médicos y la humanidad están muy pendiente de los síntomas respiratorios producidos por el coronavirus SARS-Co-2, y la enfermedad capaz de producir: Covid-19, hasta ahora se está tomando algún interés por los síntomas digestivos propios de la enfermedad.

Por ahora, se tiene claro que no son los síntomas digestivos los que ponen en peligro la vida de los pacientes, ya que, en la totalidad, son los síntomas respiratorios y el compromiso de otros sistemas los que terminan por agravar a aquellos pacientes padecen Covid-19. En muchos casos son los problemas cardio vasculares tales como arritmias, infartos, alteraciones de la coagulación con trombo embolismos a sistema nervioso, shock séptico, falla renal, pancreatitis, rabdomiolisis individual o secuencialmente los llevan a la muerte por falla multisistemica.

Por otro lado, con los factores de riesgo en estudios univariante, quedaron asociadas significativamente la edad, la enfermedad coronaria, la diabetes y la hipertensión arterial.

El grupo de edad por encima de 80 años tuvo una letalidad más alta de todos los grupos con 14.8%, mientras que los pacientes sin comorbilidades tuvieron una tasa de mortalidad del 0.9%. De acuerdo a la comorbilidad se definió el riesgo de fallecer, así pues, la enfermedad coronaria 10.5%. la diabetes mellitus 7,3%, EPOC 6,3%, hipertensión 6% y cáncer 5,6%. La obesidad y el tabaquismo activo también llamaron la atención.

En los niños la situación parece ser algo diferente a la del adulto y a la del adulto mayor, un estudio publicado en China en Nature Medicare confirma que los síntomas de infección son más leves y menos frecuentes. Pero desde el periodo neonatal, los niños no están exentos de padecer la enfermedad. También presentan síntomas respiratorios predominantes y menos frecuente los síntomas digestivos. De los 44.672 pacientes inicialmente reportados en China (hasta el mes de marzo de 2020) solo 416 estaban entre 0 a 9 años, y, 549 entre 10 a 19 años. La susceptibilidad a padecer la infección aun sin síntomas es similar a los adultos (niños 7.4% vs. Adultos 6%). Del total de los niños 2.5% presentaron síntomas graves y 0,2% síntomas críticos que los obligaron a hospitalizar en UCI.

En otro estudio español en la comunidad de Madrid de 365 niños sospechosos, se les comprobó Covid-19 a 41, de estos 25 (60%) se hospitalizo y de estos 25 niños, 4 requirieron UCI y ventilación mecánica (10%). Ninguno murió. Los síntomas predominantes comprometieron aparato respiratorio en 34% (tos, flujo nasal, dolor de garganta, dificultad respiratoria), fiebre en 47%, neumonía viral en 15%, bronquiolitis en 15%, diarrea en 5% y asma en 2% de este grupo.

No se conoce muy bien por qué los niños tienen menos síntomas que lo adultos y estos son más leves. Probablemente hay un factor genético que se empieza estudiar. También está claro que los niños con mayor frecuencia sufren de enfermedades respiratorias agudas y esto aumenta la producción de anticuerpos e interferón. Por otro lado, los niños han estado más protegidos desde el inicio de la pandemia. La presencia de receptores ACE2, a cuya pared se adhiere al virus antes de entrar e invadir las células están inmaduros y son más escasos en la infancia. Vale la pena mencionar que estos receptores se encuentran en el epitelio respiratorio incluyendo neumocitos tipo2, pero también a lo largo del tracto digestivo, epitelio biliar, pancreático, riñón, y vascular.

La Sociedad Española de Patología Digestiva, ha proporcionado información pertinente con la infección Covid 19, y junto con la Asociación Española de Gastroenterología, han elaborado un documento de recomendaciones sobre la práctica de endoscopia digestiva en pacientes con y sin coronavirus, en el contexto de la pandemia actual. Este se considera un procedimiento diagnóstico y terapéutico de alto riesgo por la aerolizacion que conllevan. Por ahora solo se recomienda su práctica para casos de emergencia (sangrado digestivo, diagnóstico y tratamiento de cáncer, cuerpos extraños entre otros).

Los síntomas digestivos no marcan la severidad ni la mortalidad, pero se conoce la presencia de partículas de ARN viral en las heces que permanecen hasta tiempo después de la desaparición de los síntomas respiratorios (14 a 28 días), ya se publicó la presencia de viriones, y entonces el riesgo de la trasmisión fecal oral y atravez de aguas es más posible, aunque aún no se ha documentado.

En la actualidad se han descrito síntomas digestivos frecuentes, aun varios días antes que algunos pacientes manifiesten los síntomas respiratorios, de intensidad leve a severa a lo largo del tubo digestivo, hígado, vía biliar y páncreas. Estos incluyen gastroenteritis (entre el 3 al 50% de los pacientes), diarrea osmótica generalmente y ocasionalmente diarrea colitica, con moco y con sangre en heces. El dolor abdominal, la anorexia, la distensión, el íleo paralitico y el desequilibrio hidroelectrolítico en cuyo caso siempre empeora el pronóstico. Se han descrito casos de colecistitis acalculosa. En hígado se han documentado aumento de transaminasas, no se sabe si por acción directa del virus sobre los hepatocitos, por reacción inmunológica o por efecto toxico del tratamiento.

Los síntomas digestivos deben buscarse y su presencia debe hacer sospechar la enfermedad Covid-19, en aquellos pacientes con riesgo de contagio y sin síntomas respiratorios evidentes, ya que estos pueden demorar hasta 9 días en aparecer. (En Bogotá hay que tener atención con usuarios de Transmilenio y servicios de trasporte masivo), más aún teniendo en cuenta que el Dr. Brennan Spiegel, quien es el editor de American Journal Of Gastroenterology, afirma que las presencias de síntomas digestivos agravan la evolución de la enfermedad comparándolos con grupos de pacientes sin síntomas digestivos.
Todavía no se comprende bien si es el propio virus el que causa el daño directo en el aparato digestivo, o a través de reacciones inflamatorias secundarias, y menos e sabe su efecto sobre el ecosistema bacteriano intestinal (Flora intestinal), que cada día toma mayor importancia en la participación de diferentes patologías gastrointestinales. Menos aún el papel de la flora intestinal en el eje cerebro intestinal con respecto a síntomas tales como la angustia y la depresión tan recurrentes en los sobrevivientes.

Quedan muchos interrogantes que se aclararán con el tiempo; así como esta pandemia igualo, en cierto modo las diferencias raciales, sociales, geográficas, económicas y los temores de la población, por lo desprevenido que tomo a la comunidad médica científica, política, etc. También nos iguala con otros países y comunidades para desarrollar caminos, estrategias y tecnologías para ofrecer soluciones. Tal es el caso de políticas de aislamiento, educación, economía que están en desarrollo. Igualmente, el ejemplo de ventiladores de bajo costo, respiradores N98, medicamentos y respuestas humanas que demuestren que en muchos casos no hay caminos establecidos, por lo que hay que hacerlos al andar.
El enlace ha sido copiado al portapapeles.
189
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Álvaro Eduardo Mariño Forero - Doctoralia.co