Recomendaciones Nutricionales para Niños Pre-Escolares (2 a 5 Años)

Junio 03, 2019

64
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Se define preescolar al niño entre los 2 y los 5 años de edad. Durante este periodo el crecimiento es más lento que aquel que se da durante los 2 primeros años de vida. Como el niño crece menos, necesita menos y come menos, lo que se refleja en variaciones del apetito, sin embargo los padres deben reconocer y entender el comportamiento que sus hijos tienen frente a las comidas que se le ofrecen. Se debe entonces reforzar las rutinas y horarios frente a las comidas. Observe sus gustos, preferencias y rechazos. El crecimiento y desarrollo durante la infancia dependen de una buena alimentación. Por este motivo es importante desarrollar hábitos adecuados, así como la preparación correcta de los alimentos y su consumo a horas establecidas.

No olvide que los hábitos alimentarios adecuados, acompañados de actividad física, previenen enfermedades tales como la obesidad que muchas veces comienzan desde la infancia.

Se recomienda:

  • Servir porciones adecuadas para la edad. La OMS ha dado unas recomendaciones fáciles de recordar. La proteína como la palma de la mano del niño, la harina como el tamaño del puño cerrado y las verduras y frutas como las palmas de las manos una al lado de la otra.
  • Evite distracciones como televisión, juegos y pantallas de celular.
  • Ofrezca a su hijo una alimentación variada en color, preparación y texturas, de manera que el identifique preferencias y rechazos a ciertos alimentos.
  • Acompáñelo mientras come.
  • Permita que el niño consuma alimentos por sí solo. No lo limite ni reprima si come con las manos o hace desorden.

  • Evite que la alimentación se convierta en un premio o en un castigo.
  • No utilice biberón en ninguna circunstancia, esto previene aparición de caries, problemas de masticación y dentarios.
  • Evite el consumo de azúcar en diferentes formas, dulces, chocolates, gaseosas etc.
  • Lave muy bien las manos con agua y jabón y séquelas con una toalla limpia antes y después de consumir alimentos y después de ir al baño.
  • No olvide que su hijo adopta los hábitos alimentarios de la familia, así que procure mantener hábitos alimentarios saludables.
  • Ofrezca a su hijo entre 2 a 3 vasos de leche o derivados lácteos :kumis, yogurt preferible sin azúcar.
  • Se recomienda que consuma un huevo diario en diferentes formas. No se recomienda crudo, ni semicrudo o tibio. Puede trasmitir infecciones.
  • Se recomienda el consumo de dos porciones de carne magra al día: res, pollo, pavo, pescado, viseras en diferentes preparaciones.
  • Se recomienda consumo de leguminosas o granos secos 2 a 3 veces por semana (frijol, lenteja, garbanzo, alverja seca).
  • Se recomienda el consumo de 1 o 2 porciones de hortalizas y verduras al día, incluyendo las amarillas y verdes, pueden estar crudas o moderadamente cocidas.
  • Ofrezca 2 a 3 porciones de fruta fresca al día, enteras o picadas. No dar jugos y menos aún agregar azúcar.
  • Incluya el consumo de cereales diario a la hora del almuerzo o la comida (arroz, avena, cebada, centeno, maíz, trigo, quinua, pastas) y una porción pequeña de tubérculos y plátanos.
  • No olvide puede darle una porción de pan, arepa, galletas en las nueves u onces.
  • Evite el consumo de fritos, en aceites quemados, prefiera los aceites vegetales de oliva, girasol, maíz.

El enlace ha sido copiado al portapapeles.
64
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.