Gastritis Infantil

Julio 27, 2018

100
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Aunque comúnmente se cree que la gastritis es una enfermedad propia de los adultos, lo cierto es que los niños también pueden padecerla y cada vez se diagnostica con mayor frecuencia. El término se refiere a la inflamación de la mucosa gástrica que se acompaña de dolor y otros síntomas que pueden alterar de manera importante el desarrollo y la calidad de vida del infante. En esta publicación, te explicaré los detalles acerca de esta afección y te daré mis recomendaciones más directas como Gastroenterólogo Pediatra en Bogotá.

La inflamación es causada por una variedad de factores etiológicos que es necesario investigar para poder dar un manejo racional y efectivo. La inflamación puede ser de carácter agudo, o sea, después de pocas horas o días, como en el caso de las infecciones virales, bacterianas, hongos o parásitos, toxicas, o del contacto con medicamentos irritantes, tales como los antiinflamatorios esteroides (prednisona) o no esteroides (AINEX), o crónicas por contacto con agentes infecciosos como el Helicobacter pylori, medicamentos que se ingieren por largo tiempo como antibióticos, antiinflamatorios, o tóxicos (alcohol, tabaco, drogas ilícitas).

En primer lugar, la ingesta de alimentos inadecuados que producen irritación sobre la mucosa gástrica aumenta la acidez. Estos alimentos pueden ser exceso de café, gaseosas que contienen ácido carbónico y fosfórico, salsas con tomate, grasa y condimentos irritantes o picantes.

Se debe evitar las dietas de restricción innecesarias, ofreciendo menús equilibrados, con horarios adecuados (mínimo 3 comidas principales y 2 meriendas), sin dietas monótonas que desinteresen al paciente. No administrar alimentos procesados o "chatarra" con sustancias químicas, tales como preservativos, colorantes, saborizantes, etc., que exacerban los síntomas. En casos especiales cuando un niño presenta síntomas por un alimento especial, se debe retirar, una vez se haya confirmado la relación causa-efecto. También hay que tener en cuenta que alimentos que requieren una larga digestión como las grasas, embutidos, alimentos ahumados y fritos no son convenientes pues retardan el vaciamiento gástrico, haciendo permanecer el ácido en contacto con la mucosa gástrica por más tiempo. Hay que limitar alimentos refinados como pan blanco o arroz blanco porque estimulan la producción de jugos gástricos, mientras que con los alimentos integrales la fibra neutraliza el ácido clorhídrico.

Síntomas


Algunos de los síntomas más comunes de la gastritis en niños incluyen:
  • Malestar estomacal.
  • Dolores de estómago, especialmente antes de comer o después de ingerir las comidas.
  • Hinchazón del abdomen.
  • Náuseas y vómitos. La aparición de una mirada de café en el vómito podría indicar sangrado en el estómago.
  • Indigestión después de las comidas.
  • Saciedad precoz.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Problemas para dormir.
  • Dormir interrumpido durante la noche debido a dolor de estómago.
  • Diarrea.
  • Hipo recurrente.
  • Melena o heces negras alquitranadas que indican sangrado en el tracto gastrointestinal superior.
  • Una sensación de roer o ardor en el estómago entre las comidas o durante la noche.

Diferentes individuos pueden tener diferentes síntomas de gastritis. Y algunas personas con la condición no pueden tener ningún síntoma asociado en absoluto. Diagnosticar el problema podría ser más difícil en tales casos.

Diagnóstico

Se basa en la historia clínica determinando síntomas iniciales y evolutivos, y considerando lo que se conoce como banderas rojas que incluyen dolores progresivos que alteran la calidad de vida, intensos y acompañados de vómitos, algunas veces con sangre, dolor que despierta al paciente, que se irradia especialmente a la espalda, lo que sugiere una úlcera en la cara posterior del estómago. El sangrado en las heces de color negro (melenas), y la pérdida de peso documentada obliga al clínico a tomar con urgencia el diagnóstico. La exploración casi siempre muestra dolor a la palpación del epigastrio o supraumbilical. Se debe hacer un examen completo y solicitar algunos exámenes de laboratorio que permitan afinar el diagnóstico. Cuadro hemático, glicemia, pruebas de función hepática o pancreática, sangre oculta en heces, determinación de parásitos y coproantígenos para giardia y/o Helicobacter pylori. Tanto la radiografía de contraste de las vías digestivas alta como la ecografía abdominal no tienen utilidad en el diagnóstico de la gastritis.

El diagnóstico solo se confirma mediante la biopsia del tejido gástrico tomada a través de una endoscopia de vías digestivas altas (esofagogastroduodenoscopia) bajo sedación para niños mayores de 3 años y anestesia general para los menores. Esta permite ver además la presencia de esofagitis péptica causada por el ácido gástrico o la pepsina, pero también la presencia anormal de bilis en el estómago que sugiere reflujo biliar. La gastritis folicular es característica de infección por Helicobacter pylori, aunque si este germen no está presente, sugiere respuesta alérgica inespecífica local. Existen imágenes características de esofagitis alérgicas (eosinofílica), así como de pólipos, malformaciones vasculares, u otras malformaciones en las vías digestivas altas que solo se determinar por este examen. Siempre se deben tomar biopsias en los casos infantiles, y mediante su estudio se determinarán diagnósticos diferenciales y la presencia de atrofia, metaplasia o displasia que aunque existen, rara vez se ven en niños y que obligan a un seguimiento cuidadoso y a largo plazo.

Recomendaciones Generales Para la Gastritis

  • Intenta comer de manera fraccionada unas 4-5 veces al día.
  • No hagas comidas copiosas ya que esto hará que tengas digestiones lentas y pesadas haciendo que tu estómago deba trabajar más.
  • Tómate tu tiempo para comer. Come lento y mastica bien todos los alimentos.
  • No te vayas a dormir justo después de cenar. Intenta cenar 2-3 horas antes de acostarte y, si tomas algo posteriormente, que no sean alimentos sólidos.
  • Si fumas, deja de hacerlo.
  • Si eres una persona nerviosa o sufres estrés, fomenta actitudes y terapias relajantes (yoga, meditación).
  • Excluye de la dieta o disminuye el consumo de los alimentos y las preparaciones ricas en grasa.
  • Escoge las preparaciones suaves (hervido, horno, a la plancha, etc.) antes que el resto de preparaciones culinarias que aumentan el contenido de grasa. Vigila los alimentos tostados o a la plancha, ya que las partes quemadas son irritantes.
  • Evita los alimentos ricos en sal o en azúcar, los muy condimentados o especiados y los alimentos preparados en escabeche.
  • No tomes las comidas a temperaturas extremas, muy frías o muy calientes, ya que esto potenciará la irritación.
  • Evita las bebidas estimulantes de la secreción gástrica o que empeoran la digestión como el café, el té, el alcohol, las bebidas gaseosas.
  • No olvides incluir en tu dieta el consumo de frutas y verduras.

Abordaje Clínico y Tratamiento

El manejo depende de la causa que esté originando la gastritis. Pero se deben tener claros los diferentes términos relacionados con esta patología que se parecen pero no son iguales a la gastritis. Por ejemplo, en la gastropatía hay lesión no inflamatoria de la mucosa. En la erosión gástrica existe discontinuidad de la mucosa sin sobrepasar la capa muscular superficial (muscularis mucosae), lo que sí se presenta en la úlcera gástrica. Las gastritis pueden ser agudas o crónicas dependiendo del tiempo de evolución; en la primera hay infiltración por neutrófilos o células de defensa inmediata, y en las crónicas hay monocitos, linfocitos, células plasmáticas y macrófagos. Esto significa que el diagnostico de gastritis siempre implica el estudio de la biopsia de la mucosa gástrica obtenida mediante la endoscopia digestiva superior.

Como la gastritis aguda es de origen infeccioso (viral o bacteriano) el manejo siempre es sintomático: manejo del dolor, suprimir el vómito y la deshidratación. En gastropatías agudas por tóxicos (AINE, alcohol, etc.) se suspende el tóxico y se suministra protector de la mucosa con antisecretores del ácido.

En las gastritis crónicas, la más frecuente es ocasionada por Helicobacter pylori y se debe valorar si hay o no atrofia de las glándulas gástricas. En caso de no existir atrofia, se considera si es activa para dar manejo con antisecretores y antibióticos.

En caso de úlcera péptica (localizada en el estómago o duodeno) esta se clasifica en primaria o secundaria. Las primarias son crónicas y más frecuentes en el duodeno, mientras que las secundarias son más agudas y se localizan en el estómago. En las úlceras, el sangrado aparece en el 50 % de los casos y los síntomas son más severos e incluyen las banderas rojas antes anotadas. Las úlceras primarias casi siempre son por Helicobacter pylori, y a veces por ingestión de antiinflamatorios no esteroideos. Las idiopáticas o de factor desconocido conforman el 20 % de la población pediátrica.

Las úlceras secundarias son el resultado de etrés extremo por shock, lesión cerebral (Cushing) o quemaduras extensas (Curling), los AINE, y el consumo de aspirina también pueden producir úlceras pépticas secundarias. El manejo se concentra en el control del dolor, la prevención del sangrado y de otras complicaciones.

Si usted vive en Colombia y tiene un niño pequeño que necesita atención de un médico pediatra en Bogotá para tratar su caso de gastritis, el Dr. Álvaro Mariño es un especialista con gran experiencia y una excelente formación que le ayudará a mejorar la salud de su bebé. Comuníquese con su equipo médico a través del +57 1 2960597 o al móvil +57 3108071837, o deje un mensaje en el formulario de contacto ubicado en esta página. Para conocer las novedades de la gastroenterología pediátrica, puede suscribirse al boletín informativo. ¡Tendrá una respuesta en breve!
El enlace ha sido copiado al portapapeles.
100
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.