Entrenamiento del Baño

Mayo 27, 2020

342
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Con frecuencia los padres me preguntan cuándo debe empezar el entrenamiento para que el bebe abandone el pañal, existe cierta prisa para que el bebe madure y empiece a ir al baño solito. No muchos padres están preparados para asumir que es un proceso que toma tiempo en la mayoría de los casos, y aunque en otros esto se aprende en pocos días, en la mayoría le puede tomar varios meses. Se deben conocer los pasos de este proceso para que se le pueda trasmitir al bebe con seguridad y claridad. Esto facilitará el entrenamiento y lo hará más efectivo.

1. Identifica las señales que da el niño: a partir de los 12 meses el niño empieza a identificar que tiene ganas de hacer pipí o popo. Hay casos en que el interés no aparece hasta después de los 3 años. En general este se presenta más pronto en las niñas, alrededor de los 18 a 24 meses, mientras que en los niños puede oscilar entre los 24 a 30 meses de edad. El niño estará listo si camina y se sienta solo, obedece instrucciones sencillas, y se sube y baja la ropa interior o el pañal el solo. No ayuda al entrenamiento la llegada de un nuevo hermano, asistir a la guardería o presiones para que lo haga rápido. En estos casos se debe postergar el entrenamiento hasta que la situación se estabilice. El entrenador debe dedicar tiempo, paciencia y buen humor para lograr el éxito. No haga caso de presiones externas de familiares o amigos. Es mala idea iniciar el proceso si estas de vacaciones o en casa de tus padres.

2. Compra el equipo necesario: El inodoro u orinal no es apto para niños, tiene un muy grande, los niños tienen fantasías se caerán adentro u saldrá una mano peluda o un monstruo, la succión se los llevará…esto produce miedo e inhibe. Hay que conseguir una bacinilla o un biscocho de baño.

3. Crea rutinas: Investiga las horas en que el niño orina y evacua, y hágalo sentar vestido una vez al día, después de comer. Escoge el lugar y siéntalo sin forzarlo.

4. Una vez que se acostumbre a sentarse vestido siéntalo sin pañal, explícale que así lo haces tú y mama, y muéstrale como. No hay afán el niño lo entenderá llegado el momento.

5. Muéstrale como: los niños aprenden por imitación, déjalo que orine sentado inicialmente y si es varón haz que se pare un tiempo después y, que luego de utilizar el inodoro se lave las manos. A las niñas enséñales que la limpieza es de adelante para atrás. Los hermanos mayores son de gran ayuda.

6. Rutinizale el proceso: Enseñale la conexión entre popo e inodoro. Si ensucia al pañal llévalo al inodoro, siéntalo y vacía el pañal en la bacinilla, así asociara el acto de evacuar con el inodoro, acto seguido vacía la bacinilla y permítale que baje el agua para que vea donde va la caquita. Enseñale a vestirse y lavarse las manos. Hay libros infantiles que explica gráficamente el proceso.

7. Motívalo a ser independiente: debes decirle que puede usar el orinal cada vez que tenga ganas, si es necesario ayúdale a bajar y subir los pantalones y asegúrale que tú lo puedes acompañar cada vez que lo necesite. Permítele la circulación en casa sin pañales, entre menos los use, más rápido aprenderá, aunque tenga algunos accidentes durante el proceso que tu deberás limpiar. Debe permanecer sentado el tiempo suficiente de un minuto como mínimo, mientras tanto acompáñale. Elógialo si usa correctamente el orinal, pero sin exagerar.

8. Compra pañal de entrenamiento: o ropa interior de tela que el niño pueda subir y bajar a su antojo, úsala durante unas horas diurnas y luego extiende el horario. Durante la noche coloca el pañal normal. Una vez domine el orinal, consigue ropa interior de tela ojalá con motivos infantiles, algunos niños les encanta ponérsela.

9. Es normal que tenga accidentes: se deben aceptar con ánimo y buen humor, se debe usar ropa interior fácil de cambiar, nunca regañe al niño ni lo haga sentir culpable, todo toma tiempo.

10.El entrenamiento nocturno: puede tardar meses o aun años, algunos niños dejan de mojar la cama a los 3 años, pero otros pueden ir hasta los 5 o 6 y ser normal y en estos casos lo mejor es suspender los líquidos 3 horas antes de acostarse, decirles que te puede llamar si despierta con ganas de ir al baño y a veces una bacinilla al lado de su cama puede ayudar. Se debe proteger sabanas y colcho con plástico impermeable, se debe hacer que orine poco antes de acostarse, debe ir a la cama sin ropa interior, en pijama y, al despertar lo primero es ir al baño. Si persiste mojándose la mayoría de las noches, debes entonces colocar el pañal y esperar unos meses antes de volver a intentarlo.
El enlace ha sido copiado al portapapeles.
342
Facebook Twitter LinkedIn Google+ Pinterest WhatsApp
Copiar Enlace Tu navegador no soporta copiado automático, por favor selecciona y copia el enlace en la caja de texto, luego pégalo donde necesites.
Álvaro Eduardo Mariño Forero - Doctoralia.co